Los informáticos se vuelven adictos al tenis

Se dice en el tennis club Barcelona que son los informáticos los muchachos que más adictos se vuelven a la práctica del tenis.

Ello pudiera tener que ver con los reflejos, la agilidad mental que desarrollan informáticos y tenistas, la rapidez, y el empeño por llegar victoriosos al final.

Además, muy bien que les viene a los informáticos de vez en cuando un buen partido de tenis que los haga separarse del monitor, por algunas horas, en las que lo más importante no sean los software, sino la pelota y la raqueta.

Estirar los músculos, correr, sudar hasta el cansancio, resulta de maravilla para una profesión tan sedentaria como es la Informática en las que las personas deben pasar horas y horas sentados solucionando problemas matemáticos y programando software.

Así que es estupendo que los informáticos hayan optado por el tenis como deporte para practicar. Si a ello le sumamos que no es un deporte cualquiera, sino uno que puede incrementar su coeficiente intelectual, pues mejor todavía.

Combatir el sedentarismo es perfecto para todas las profesiones, pero si uno llega a convertirse adicto a la práctica, bueno pues habría que valorar cuanto de positivo tiene, mientras no dañe la salud por exceso, no habrán problemas.